Antes me compraban, ahora me venden.

Antes me compraban, ahora me venden.
Asistimos a un momento único y diferente que pone de relevancia el cambio al que están sometidos los mercados y espacios de venta.
Hace años las personas entrábamos en los negocios y empresas, o establecimientos buscando para comprar. Hoy el sistema o conjunto de sistemas nos dice lo contrario. A través de un estudio que ha realizado Humanity-Coach utilizando en su caso los ejemplos de 20 empresas de sectores diferentes y de diferente tamaño, en la mayor parte de los negocios anteriormente citados, (el 48% de lo que compran o necesitan productos o servicios, los cubren con las visitas de diferentes comerciales que se personan para ofrecer o vender algo), justo lo contrario a las anteriores estrategias de ventas de hace unos años donde eran las empresas las que solicitaban esta demanda que en ocasiones no era cubierta. Esto, está provocando una gran oferta de comerciales en la calle, y a la vez una gran demanda de estos profesionales de la venta, o mejor dicho, personas que ofrecen diferentes productos, posibilidades y servicios para empresas. Destacar que un 23% de las compras las cubren a través de la búsqueda por internet, lo que hace presagiar un gran aumento respecto al año pasado y subiendo a gran velocidad. El resto hasta llegar al cien por cien es cubierto por la fidelidad que estas tienen hacia otras. Humanity-Coach dice: «Antes teníamos gente continuamente a comprar, ahora tenemos gente continuamente a vender. Algo esta pasando en el mercado». Y esto te lleva a contestarte a preguntas como estas; ¿Estamos ante un nuevo modelo de venta?, ¿ hay mucho excedente de todo?, ¿Debemos hacer un alto y reflexionar que está pasando en el sistema de ventas?, ¿ Qué ha cambiado?, ¿Qué puedo hacer yo diferente a lo que hago actualmente para conseguir impactar al cliente y provocar ventas?, etc.

Este nuevo marco o modelo de venta, marca y establece un formato emergente, donde muchas personas en situación de desempleo podrían acceder a puestos de trabajo que se perciben vacantes. Lo que pasa es que este nuevo modelo exige nuevas prácticas y estrategias de venta, ya que el sistema está cambiando y con él debemos las personas también aprender dentro de un proceso de adaptación. El mercado exige ponerse en la emocionalidad del otro, para poder percibir las necesidades de los posibles compradores de productos y atraer al potencial cliente, ya que como decía al principio, recibe por sorpresa a diario a diferentes y muchos comerciales que con sus carpetas, iPad y otros útiles, traen miles de productos atractivos y competitivos. Hacerse un hueco solo estará para unos pocos que conecten directamente con lo que realmente necesitan las empresas: VENDER productos y servicios a las empresas que compran, con el objetivo de que estas obtengan beneficios. Esa es la gran labor de un buen comercial.

Dejo en la palestra para otro día, la gran oportunidad que hay en la calle para desarrollar estrategias en la búsqueda de la fidelizacion de nuestros clientes y empresas, un gran reto.

13.718 comentarios